Investigación internacional constata presencia de Contaminantes Orgánicos Persistentes en Minas


Una investigación coordinada a nivel internacional por IPEN (la Red para la Eliminación de Contaminantes Orgánicos Persistentes, por su sigla en inglés) y Arnika Association (organización de la República Checa) constató la presencia de este tipo de contaminantes en muestras recolectadas en la ciudad de Minas. La investigación -ejecutada en Uruguay por RAPAL y REDES-Amigos de la Tierra- detectó en Minas la presencia de bifenilos policlorados (PCB) y dioxinas en niveles que duplican los parámetros que maneja la Unión Europea para este tipo de sustancias.

El informe presentado este jueves corresponde a una investigación que fue llevada adelante en el marco de acciones internacionales tendientes a demostrar a los gobiernos la presencia de estos contaminantes que están incluidos en la lista del Convenio de Estocolmo. Precisamente al ratificar ese convenio (como es el caso de Uruguay) los países se comprometieron a eliminar los COP (Contaminantes Orgánicos Persistentes).En el mes de mayo se llevará a cabo en Uruguay la primera reunión de las partes del Convenio de Estocolmo, que reunirá a representantes oficiales de los países que han ratificado el documento.

Los niveles de contaminación en Minas fueron determinados a partir del análisis de huevos de gallina criadas a campo, recolectados en las proximidades de las plantas de cemento en Minas (una de ANCAP y otra de la empresa española CUCPSA) identificados como los posibles agentes contaminantes, aunque tal determinación requiere de estudios en profundidad en la zona.

Las muestras presentaron niveles de bifenilos policlorados (PCB), dos veces más altos que los límites que propone la Unión Europea (UE), expresados en equivalentes tóxicos de la Organización Mundial de la Salud (EQT-OMS). Además, los niveles de dioxinas en huevos excedieron los nuevos niveles propuestos por la UE y resultaron casi dos veces más altos que los niveles de referencia.

Las plantas de cemento ubicadas cerca de la ciudad de Minas fueron identificadas como potenciales fuentes de emisión de COP en la región, pero es necesario realizar un mayor monitoreo sobre la posibilidad de que los combustibles que utilizan contengan PCB.

En 2004 tomaron estado público en la ciudad de Minas una cantidad significativa de casos de hipertiroidismo y otros serios problemas en la salud. Este estudio indica que en los países en desarrollo y países con economías en transición en general es necesario realizar un mejor monitoreo de las operaciones de los hornos de cemento, como potenciales fuentes de contaminantes orgánicos persistentes.

Las sustancias tóxicas medidas en este estudio están bajo el objetivo de reducción y eliminación por parte del Convenio de Estocolmo, cuya primera Conferencia de las Partes comenzará el 2 de mayo de 2005 en Uruguay.

En los días previos de la primera Conferencia de las Partes del Convenio, y ante los resultados de esta investigación, se hace necesario demandar a las autoridades de Uruguay que honren el texto del Convenio y cumplan la promesa de reducir y eliminar los COP.

Al mismo tiempo, RAPAL y REDES-AT están convocando a una Mesa Redonda sobre Contaminantes Orgánicos Persistentes dentro de las actividades de la semana “Cumplan la Promesa. Eliminen los COPs” promovida por IPEN en el marco del cumplimiento del Convenio de Estocolmo.

La mesa redonda se llevará a cabo en el Instituto Goethe, Canelones 1524, el día jueves 21 de abril de 2005, a la hora 18:30, con la participación de investigadores y especialistas en las diferentes áreas involucradas con este tema. La actividad es con entrada libre.

Por más información:

RAPAL
(Red de Acción en Plaguicidas y sus Alternativas)
María Cárcamo
4132989 – 2040816
rapaluy@chasque.net

REDES-Amigos de la Tierra
Carlos Santos
9082730 – 2006388
prensa@redes.org.uy