Ciberacción en defensa de luchadores ambientales lencas en Río Blanco, Honduras


img_8988mariaAmigos de la Tierra Internacional invita a sumarse a esta ciberacción del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH) en respaldo de la Coordinadora del Consejo Indígena del Río Blanco, Intibucá, Honduras, y parte del COPINH, María Santos, quien fuera agredida recientemente por su acción de resistencia en contra del proyecto Agua Zarca.

A continuación la convocatoria que puede ser firmada en el sitio web de Amigos de la Tierra Internacional.

S.E. Presidente Juan Orlando Hernández Oficina del Presidente

Estimado Sr. Presidente,

El 5 de marzo de 2014, mientras la defensora de derechos humanos, la Sra María Santos Domínguez, regresaba a su casa fue rodeada y atacada con palos, piedras y machete por siete individuos. Su esposo y su hijo llegaron al lugar para auxiliarla, siendo igualmente atacados, su hijo perdiendo una oreja en el ataque. María Santos Domínguez viene enfrentando amenazas de muerte en reiteradas ocasiones. María Domínguez es Coordinadora de Organización del Consejo Indígena de Río Blanco. Ella y su familia participan activamente en la resistencia pacífica contra el proyecto hidroeléctrico Agua Zarca. Según el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), los responsables del ataque violento son simpatizantes del proyecto hidroeléctrico.

Desde casi un año la población indígena de varias comunidades del sector de Río Blanco se defiende en contra del proyecto hidroeléctrico Agua Zarca. Según los pobladores, el proyecto viola su derecho a la consulta, garantizado en el Convenio 169 de la OIT. Honduras ha ratificado el Convenio 169 en el año 1995, y en el año 2007 firmó la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.

La implementación del proyecto Agua Zarca en contra la voluntad de la mayoría de los habitantes afectados, ha causado frecuentes violaciones de Derechos Humanos y agresiones en contra de opositores del proyecto por parte de fuerzas de seguridad estatal y empleados de la Empresa Desarrollos Energéticos S.A. DESA, responsable del proyecto. En julio 2013 un miembro del Ejército de Honduras en el marco de una acción de protesta pacífica, asesinó al líder comunitario Tomas García. Hasta ahora todos las agresiones y amenazas en contra de opositores del proyecto quedan en impunidad.

Por el reciente ataque en contra de opositores del proyecto hidroeléctrico en Río Blanco exijo: La adopción de medidas efectivas en coordinación con las afectadas y afectados para garantizar la seguridad y la integridad física y psíquica de la familia Domínguez y de las comunidades lencas, quienes se expresaron en contra de la construcción del proyecto hidroeléctrico “Agua Zarca” en el Río Gualcarque. Una investigación independiente, exhaustiva e imparcial de los hechos de violencia que se llevaron a cabo el día 5 de marzo del 2014 en Río Blanco, departamento Intibucá. El anuncio público de los resultados de las investigaciones y la condena a los responsables. No dejar en la impunidad el caso de Tomas García, asesinado por un miembro del Ejército de Honduras, y las otras agresiones contra miembros y miembras Lencas del COPINH en Río Blanco.

Que el Estado hondureño cumpla su deber garantizar que los pueblos indígenas afectados por proyectos como el de “Agua Zarca” sean consultados de modo previo, libre e informado. Según la información recibida este no fue el caso en Río Blanco donde, entre otros, el estudio sobre los impactos ambientales del proyecto no fue publicado y los resultados de varios cabildos abiertos (ej. del 10 de octubre de 2011) no fueron tomados en cuenta, sino al contrario: los y las habitantes opositores de la hidroeléctrica denunciaron varias veces intimidaciones, amenazas, seguimiento y agresiones físicas en su contra.