Hay que cortar


http://www.flickr.com/photos/tim_ellis/Cortadores de leña uruguayos denuncian incumplimientos de las patronales

En Uruguay, las condiciones laborales de los obreros forestales y los cortadores de leña son pésimas. La ausencia de controles del Estado en los alejados campamentos de las zonas rurales permite abusos empresariales de todo tipo.

Incumplimientos en los aportes patronales, salarios de miseria, falta de los elementos de seguridad básicos, pésimas condiciones de higiene y vivienda, y represión antisindical son algunas de las características del sector.

Pedro Ávila tiene 56 años y desde hace tres que trabaja como cortador de leña en una pequeña empresa de la localidad de Sarandí Grande, en el departamento de Florida.

Trabaja diez horas diarias sin cobrar las extras que establece la ley, su jornal es de menos de 15 dólares, sufre problemas de columna severos y duda que pueda jubilarse como le correspondería. Asegura que en los campamentos no tienen agua para bañarse y que duermen expuestos a las inclemencias del tiempo. Viven al borde de los accidentes fatales, pero sus familias no cuentan con ningún seguro.

El lunes pasado, Ávila relató su situación en el poblado de Puntas de Maciel, en el marco de la conformación del Sindicato de Trabajadores Rurales de Florida, al que él ya adhirió.

Nota publicada por Radio Mundo Real el 10 de septiembre. La puede leer y escuchar en: http://www.radiomundoreal.fm/Hay-que-cortar