Declaración ATALC por Minga y Movimiento Ríos Vivos – Colombia


Denuncia y solidaridad situación Movimiento Ríos Vivos de Colombia y demás integrantes de la Cumbre Nacional Agraria, Campesina, Étnica y Popular.

Ante las reiteradas violaciones de los derechos de las comunidades afectadas por represas en distintos territorios de Colombia -articuladas en el Movimiento por la Defensa del territorio y Afectados por Represas Ríos Vivos- las cuales han incluido desde desalojos forzados, amenazas de muerte, asesinatos y hasta secuestro y desaparición de sus voceros, líderes y lideresas, Amigos de la Tierra América Latina y el Caribe se dirige a los movimientos sociales del continente, así como a autoridades colombianas y regionales para informar y declarar:El permanente estado de riesgo para los y las defensores y defensoras de la naturaleza y de sus derechos territoriales, en varios departamentos de Colombia.

La también constante presión para el desalojo de los territorios para la construcción del proyecto Hidroituango en Antioquia por parte de las Empresas Públicas de Medellín (EPM), irrespetándose los tiempos de espera planteados a través de recursos judiciales por parte de las comunidades afectadas.

Recientemente y en el marco de la Minga Nacional Agraria, Campesina, Étnica y Popular, integrantes del Movimiento en Antioquia adherentes a dicha movilización social y pacífica en el país colombiano, han recibido amenazas directas por parte de fuerzas paramilitares, apenas unas horas después de mantenida una reunión con las autoridades de la gobernación y de la alcaldía del municipio de Valdivia.

El carácter pacífico y justificado de las movilizaciones llevadas adelante por quienes se ven afectados por megaproyectos de represas debido a su vinculación con el territorio, cuencas hídricas, pesca artesanal, etc. hacen necesario acentuar la solidaridad internacional de las organizaciones aliadas, así como imprescindible la acción del Estado colombiano en protección de sus ciudadanos en pleno respeto de sus derechos.

Integrantes del Movimiento Ríos Vivos aún se encuentran en el Municipio de Valdivia esperando a establecer un diálogo nacional con el gobierno de Colombia mientras adelanta conversaciones bilaterales con la fuerza pública, ministerio de defensa y se espera también con la gobernación de Antioquia para garantizar su integridad física y el ejercicio de los derechos ciudadanos frente a las amenazas sufridas.

Por lo anterior, desde América latina y el Caribe, región de la Federación ambientalista Amigos de la Tierra Internacional manifestamos nuestra profunda preocupación y hacemos nuestro el llamado del Movimiento Ríos Vivos a la solidaridad activa, para garantizar la integridad de sus integrantes en esta movilización y en sus justas demandas a las autoridades, quienes se encuentran bajo el escrutinio de los movimientos sociales continentales, así como del sistema de Naciones Unidas en materia humanitaria, por el cumplimiento de su rol de garante a la libertad de expresión y los derechos fundamentales de sus pobladores.

Desde América Latina consideramos fundamental que la construcción de paz en Colombia se acompañe de garantías de no repetición de la situación de violencia a la que ha estado expuesta la población históricamente y, consideramos necesario detener la amenaza paramilitar que se ha extendido, en esta ocasión, a integrantes del movimiento social colombiano, en general, y al Movimiento Ríos Vivos en particular. La muerte de dos indígenas durante la movilización y paro de la Minga Nacional Agraria, Campesina, Étnica y Popular, así como las denuncias que se han elevado en  el plano internacional sobre la actuación de las fuerzas policiales y militares de Colombia alerta a  nuestras organizaciones a solicitar garantías para las y los compañeros colombianos, y a  solidarizarnos internacionalmente.

Acción Virtual Urgente respaldo Minga y Movimiento Ríos Vivos.