TISA no modifica normas sobre derechos laborales, medio ambiente, salud o seguridad


El documento publicado por el Ministerio de Relaciones Exteriores (MRREE) informa que el TISA no modifica las normas sobre derechos laborales, medio ambiente, salud o seguridad. El MRREE Informa que el objetivo del TISA es mitigar o eliminar el trato discriminatorio que un país utiliza para evitar que otro preste un servicio, pero aclara que no afecta la capacidad de los Estados para regular sus mercados de servicios.

Esta negociación sobre servicios incluye únicamente a 24 países, miembros de la Organización Mundial de Comercio (OMC) y se basa en un acuerdo vigente desde 1995, definido en el ámbito de esa entidad internacional que rige en los 161 países que la integran.

“El TISA presenta un importante desafío de negociación para Uruguay, no exento de dificultades en determinados sectores, pero también generando oportunidades en áreas nuevas y en expansión, como ser los servicios globales de exportación, logística, turismo y la moderna economía digital”, explica el documento. En Uruguay, los servicios superan el 67 % del producto bruto interno y el 79 % del empleo.

“Los representantes de cada parte negocian los términos y condiciones que tendrán que satisfacer los proveedores de otros países para poder prestar servicios en su mercado”, prosigue el documento.

En las negociaciones, cada país que negocia puede elegir el tipo de servicio que desea abrir a la competencia y el alcance de la apertura. Por tanto, cada país elige cómo participar en función de su mercado interno, los servicios que protegerá de la competencia y su propio nivel de desarrollo económico, indica el comunicado.

Los “servicios suministrados en ejercicio de facultades gubernamentales” están exceptuados del acuerdo. Para los restantes servicios, es decir los que están en régimen de competencia o que se suministran en condiciones comerciales, cada país puede seleccionar qué sector ingresará a los compromisos de este acuerdo de acceso al mercado. El texto señala que, en lo que refiere al trato nacional, “el Gobierno deberá especificar cuáles son los servicios, actividades o leyes que no estarán sujetos a esta norma (denominado lista negativa)”.

Los países participantes son Australia, Canadá, Colombia, Corea, Costa Rica, Chile, Estados Unidos, Hong Kong, Islandia, Israel, Japón, Liechtenstein, México, Noruega, Nueva Zelanda, Pakistán, Panamá, Paraguay, Perú, Suiza, Taiwán, Turquía y los países integrantes de la Unión Europea. China presentó su solicitud en setiembre de 2013 y la isla Mauricio en 2015.

En el portal web del Ministerio de Relaciones Exteriores se publica, además del texto indicativo, una descripción de las partes del acuerdo según el borrador del 24 de abril de 2015 y un análisis de la nueva negociación, basado en las disposiciones vigentes del Acuerdo General de Comercio de Servicios de 1995.

Fuente: http://www.presidencia.gub.uy/comunicacion/comunicacionnoticias/tisa-1