Por Justicia Ambiental y Social

Organizaciones suizas y Redes solicitan a Suiza que interprete acuerdo con Uruguay para favorecerlo en pleito con Philip Morris

Alliance Sud es una alianza de organizaciones suizas vinculadas al desarrollo. La integran, entre otras, Swissaid y Caritas. Junto con Redes-Amigos de la Tierra, presentaron una petición ante el Parlamento suizo para que el gobierno de ese país considere aprobar una nota interpretativa del Acuerdo de Fomento y Protección Recíproca de las Inversiones Uruguay-Suiza, que favorezca al Estado uruguayo en el pleito con la tabacalera transnacional Philip Morris, informó a la diaria Alberto Villarreal, de Redes.

El acuerdo de inversiones entre ambos países prevé que el órgano de solución de controversias vinculadas a la interpretación del tratado sea el Centro Internacional para Arreglo de Controversias sobre Inversiones (CIADI), un tribunal del Banco Mundial. En 2010, en base a este acuerdo, Philip Morris demandó al Estado uruguayo por las restricciones que el gobierno impuso en materia de venta y publicidad de tabaco. En setiembre de 2013, el CIADI se declaró competente para atender en el caso. En ese momento, Redes emitió un comunicado en el que lamentaba la decisión del tribunal y denunciaba “el sesgo intrínsecamente pro-empresarial y anti-popular del sistema de arbitraje de inversiones en general y del propio CIADI en particular”.

En estos días, Redes y Alliance Sud presentaron una nota al Parlamento suizo en la que solicitan que ambos países, o en todo caso Suiza en forma unilateral, redacten una nota interpretativa del tratado. Las organizaciones hacen notar que el artículo 2º inciso 1 del tratado prevé que las partes contratantes reconozcan “el derecho de cada una de ellas de no permitir actividades económicas por razones de seguridad, orden público, salud pública o moralidad”. Sostienen que Uruguay lleva adelante una política antitabaco “perfectamente conforme” a la Convención Marco de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para la Lucha Antitabaco, y que una eventual victoria de Philip Morris podría implicar un “golpe fatal a la lucha” de la OMS y los países del sur contra las consecuencias negativas del consumo de tabaco, así como para “la imagen de Suiza en el mundo”.

Indican que tanto la Conferencia de la ONU para el Comercio y el Desarrollo como la Convención de Viena sobre el derecho de los tratados prevén la posibilidad de que los Estados aprueben notas interpretativas de los tratados, que no son ni denuncias ni enmiendas, sino que buscan “clarificar ciertas disposiciones”. Sugieren que la nota precise que “la salud pública prima sobre la protección de las inversiones”, que “los Estados parte tienen el derecho de no autorizar actividades económicas para proteger la salud pública” y que “pueden adoptar toda medida de regulación necesaria para preservar el interés público, respetando las convenciones internacionales, sin arriesgarse a sanciones por parte de los inversores extranjeros”.

Recuerdan que en 2003 Suiza realizó una nota interpretativa, en aquel caso en defensa de una empresa suiza contra el Estado de Pakistán. “En este caso, Suiza debe hacer una interpretación favorable a un país en desarrollo, si es posible en colaboración con él, si no, individualmente”, sostienen las organizaciones.

En 2010, un parlamentario suizo ya había solicitado al gobierno de su país que explicitara su postura respecto de la disputa entre Philip Morris y Uruguay, según informó Investment Arbitration Reporter (IA Reporter), portal especializado en noticias y análisis vinculados al arbitraje de las inversiones. En 2011, el gobierno suizo respondió aclarando que ese país, como Estado al que pertenece la empresa inversora, “no está tomando posición” en el caso. El sitio IA Reporter hizo una consulta a la agencia gubernamental suiza responsable de los programas de tratados bilaterales de inversiones de ese país, respecto de la posición de Suiza en el caso, y además de mencionar este antecedente, le respondieron que el tratado Uruguay-Suiza no ha tenido enmiendas, y que Uruguay no ha solicitado que el país europeo lo revise o que se alcance un acuerdo vinculado a una interpretación común.

El prosecretario de Presidencia, Diego Cánepa, quien lleva adelante en nombre del gobierno uruguayo el caso Philip Morris, dijo a la diaria que le parece bien la iniciativa de las organizaciones suizas y Redes. Evaluó, no obstante, que “el juicio con Philip Morris se va a ganar, pero no por eso”.

Publicado originalmente en la diaria.