Contaminación transgénica en Uruguay: revelación de estudio científico


http://www.flickr.com/photos/brandi_22/“En Uruguay existe flujo de transgenes desde cultivos comerciales de maíz genéticamente modificado (GM) hacia cultivos de maíz no-GM”. “El hecho de que tres de cinco casos con potencial riesgo de interpolinización dieron como resultado la presencia de transgenes en la progenie no-GM, indica que este tipo de contaminación no es casual sino común cuando las fechas de floración coinciden y hay vecindad de cultivos de maíz GM y no-GM, aún a distancias mayores a la reglamentaria”. Pasando en limpio: en Uruguay existe contaminación transgénica en plantaciones de maíz no transgénico.

Estos son las principales conclusiones del estudio “Interpolinización entre cultivos de maíz transgénico y no transgénico comerciales en Uruguay”, realizado por investigadores de las Facultades de Agronomía, Química y Ciencias de la Universidad de la República. Se trata del primer grupo de datos científicos obtenidos en el país en condiciones de cultivos reales, que aporta elementos para evaluar la eficacia de las reglamentaciones y los controles aplicados en la contención de la contaminación transgénica en maíz. Acceder al estudio en formato pdf al final de este comunicado.

Las conclusiones de la investigación expresan también que “el establecimiento de una distancia mayor a la reglamentaria de 250 metros, en uno de los casos analizados, no evitó que existiera interpolinización”. “En cuatro de los cinco casos con potencial riesgo de contaminación, la distancia entre los cultivos de maíz no-GM y GM fue menor a la reglamentaria”, agrega luego.

El estudio de investigadores de varias facultades públicas fue financiado por REDES – Amigos de la Tierra Uruguay, a través del Programa Uruguay Sustentable. Un avance de sus resultados ya había sido presentado en marzo en un simposio en la Facultad de Ciencias. El 28 de septiembre los ambientalistas enviaron el estudio y una carta adjunta a todos los ministros que forman parte del Gabinete Nacional de Bioseguridad y al presidente de la Comisión para la Gestión del Riesgo, Enzo Benech, en la que manifestaron su preocupación y pidieron que se revise la actual normativa. Se puede ver la carta en formato pdf al final del comunicado.

El objetivo de la investigación científica fue contribuir al conocimiento sobre los impacto de los cultivos transgénicos en Uruguay, y fundamentalmente aportar elementos concretos que alimenten el necesario debate sobre la viabilidad o no de la política de “coexistencia regulada” entre vegetales genéticamente modificados y no modificados, consagrada el año pasado en el Decreto 353/008.

REDES y el Programa Uruguay Sustentable plantean en la carta que la sociedad uruguaya se debe un debate sobre este tema y que la moratoria estipulada contra liberación de nuevos eventos transgénicos de enero de 2007 a julio de 2008 no dio espacio a ese debate, porque las organizaciones de la sociedad civil sólo fueron invitadas a presentar información por escrito. “Nuestra organización ve con preocupación la aplicación de esta nueva política de ‘coexistencia regulada’ dado que no han habido cambios, más allá de la nueva estructura institucional, en las condiciones que propiciaron la moratoria”, dice la misiva de REDES y Uruguay Sustentable, más aún luego de la constatación de contaminación transgénica. “Los impactos sociales y ambientales continúan sin ser abordados y evaluados en profundidad”, agregan.

Los autores de la carta enfatizan: “a la luz de los resultados de esta nueva investigación, que muestra la ineficacia de la reglamentación actual en la contención de la contaminación transgénica por interpolinización en maíz, instamos a las autoridades competentes a revisar la actual normativa”. Los ambientalistas manifiestan su preocupación por las posibles aprobaciones de nuevos maíces transgénicos, cuyas solicitudes ya han sido aceptadas para evaluación, con un marco regulatorio que no garantiza el derecho a producir cultivos convencionales u orgánicos porque están bajo riesgo real de contaminación.

¡Los recursos genéticos son patrimonio de los pueblos y hacen a su soberanía, preservarlos es tarea de todos!

REDES – Amigos de la Tierra Uruguay
Karin Nansen – 099 307 792 – urusust@redes.org.uy
Reponsable técnico del estudio: Pablo Galeano – 098 579 350 – pgaleano@fq.edu.uy

“En Uruguay existe flujo de transgenes desde cultivos comerciales de maíz genéticamente modificado (GM) hacia cultivos de maíz no-GM”. “El hecho de que tres de cinco casos con potencial riesgo de interpolinización dieron como resultado la presencia de transgenes en la progenie no-GM, indica que este tipo de contaminación no es casual sino común cuando las fechas de floración coinciden y hay vecindad de cultivos de maíz GM y no-GM, aún a distancias mayores a la reglamentaria”. Pasando en limpio: en Uruguay existe contaminación transgénica en plantaciones de maíz no transgénico.Estos son las principales conclusiones del estudio “Interpolinización entre cultivos de maíz transgénico y no transgénico comerciales en Uruguay”, realizado por investigadores de las Facultades de Agronomía, Química y Ciencias de la Universidad de la República. Se trata del primer grupo de datos científicos obtenidos en el país en condiciones de cultivos reales, que aporta elementos para evaluar la eficacia de las reglamentaciones y los controles aplicados en la contención de la contaminación transgénica en maíz. Acceder al estudio en www.redes.org.uy

(Montevideo, 06/10/09) Las conclusiones de la investigación expresan también que “el establecimiento de una distancia mayor a la reglamentaria de 250 metros, en uno de los casos analizados, no evitó que existiera interpolinización”. “En cuatro de los cinco casos con potencial riesgo de contaminación, la distancia entre los cultivos de maíz no-GM y GM fue menor a la reglamentaria”, agrega luego.

El estudio de investigadores de varias facultades públicas fue financiado por REDES – Amigos de la Tierra Uruguay, a través del Programa Uruguay Sustentable. Un avance de sus resultados ya había sido presentado en marzo en un simposio en la Facultad de Ciencias. El 28 de septiembre los ambientalistas enviaron el estudio y una carta adjunta a todos los ministros que forman parte del Gabinete Nacional de Bioseguridad y al presidente de la Comisión para la Gestión del Riesgo, Enzo Benech, en la que manifestaron su preocupación y pidieron que se revise la actual normativa. Se puede ver la carta en www.redes.org.uy

El objetivo de la investigación científica fue contribuir al conocimiento sobre los impacto de los cultivos transgénicos en Uruguay, y fundamentalmente aportar elementos concretos que alimenten el necesario debate sobre la viabilidad o no de la política de “coexistencia regulada” entre vegetales genéticamente modificados y no modificados, consagrada el año pasado en el Decreto 353/008.

REDES y el Programa Uruguay Sustentable plantean en la carta que la sociedad uruguaya se debe un debate sobre este tema y que la moratoria estipulada contra liberación de nuevos eventos transgénicos de enero de 2007 a julio de 2008 no dio espacio a ese debate, porque las organizaciones de la sociedad civil sólo fueron invitadas a presentar información por escrito. “Nuestra organización ve con preocupación la aplicación de esta nueva política de ‘coexistencia regulada’ dado que no han habido cambios, más allá de la nueva estructura institucional, en las condiciones que propiciaron la moratoria”, dice la misiva de REDES y Uruguay Sustentable, más aún luego de la constatación de contaminación transgénica. “Los impactos sociales y ambientales continúan sin ser abordados y evaluados en profundidad”, agregan.

Los autores de la carta enfatizan: “a la luz de los resultados de esta nueva investigación, que muestra la ineficacia de la reglamentación actual en la contención de la contaminación transgénica por interpolinización en maíz, instamos a las autoridades competentes a revisar la actual normativa”. Los ambientalistas manifiestan su preocupación por las posibles aprobaciones de nuevos maíces transgénicos, cuyas solicitudes ya han sido aceptadas para evaluación, con un marco regulatorio que no garantiza el derecho a producir cultivos convencionales u orgánicos porque están bajo riesgo real de contaminación.

¡Los recursos genéticos son patrimonio de los pueblos y hacen a su soberanía, preservarlos es tarea de todos!

REDES – Amigos de la Tierra Uruguay
Karin Nansen – 099 307 792 – urusust@redes.org.uy
Reponsable técnico del estudio: Pablo Galeano – 098 579 350 – pgaleano@fq.edu.uy