Amigos de la Tierra América Latina y el Caribe rechaza el golpe oligárquico en Bolivia


Los sectores antidemocráticos de la derecha oligárquica, reaccionaria y racista de cuatro departamentos de Bolivia (Santa Cruz, Tarija, Pando y Beni) finalmente han desencadenado un abierto y violento proceso de desestabilización para provocar un golpe de estado contra el gobierno y la Constitución que se ha dado el pueblo boliviano. Este movimiento pretende desintegrar a Bolivia para preservar los viejos intereses oligárquicos, desconociendo la voluntad ampliamente mayoritaria que ratificó en referéndum el 10 de agosto a Evo Morales.

Los principales sucesos violentos promovidos por la oligarquía separatista en esta región son:
– Las instalaciones públicas en Santa Cruz de la Oficina de Impuestos Internos, el Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) y la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (ENTEL) han sido saqueadas.Instalaciones de organizaciones de defensa de derechos humanos y de apoyo a los movimientos indígenas han sido saqueadas y destruidas.

– Los dirigentes y dirigentas de la Confederación de Pueblos Indígenas del Oriente (CIDOB) se declararon este jueves 11 de setiembre en la clandestinidad, a causa de la persecución de la que son objeto por grupos vandálicos alentados por el prefecto de Santa Cruz, Rubén Costas. Las instalaciones de CIDOB fueron saqueadas, y las viviendas de los dirigentes asaltadas y destruidas.

– También las instalaciones de medios de comunicación como Radio Patria Nueva, Televisión Boliviana Canal 7 y Radio Alternativa fueron violentadas y obligadas a suspender emisiones por no estar alineados con el movimiento golpista de Santa Cruz. La semana pasada en la localidad de Cobija, cuatro radioemisoras tuvieron que interrumpir su trabajo en resguardo de la integridad física de sus periodistas.

– Finalmente, este miércoles una movilización campesina e indígena realizada en el Departamento de Pando (región amazónica boliviana) y que se proponía finalizar en una Asamblea ante los hechos de violencia promovidos por los sectores oligárquicos, fue duramente reprimida por grupos de choque armados, causándose cuatro muertos y decenas de personas heridas.

El 11 de setiembre el presidente Evo Morales declaró “persona no grata” al Embajador de EEUU Philip Goldberg, pidiendo su retirada del país por la vía diplomática para que su salida “sea inmediata”. “El que conspira a la democracia y el que busca la división de Bolivia es el embajador de EEUU, es un experto en alentar conflictos separatistas , hoy frente al pueblo boliviano declaro a Phipilp Golberg persona no grata en Bolivia , pido al canciller de la república, que cumpliendo marcos legales y diplomáticos hacer conocer esto a su país y retorne ,no queremos separatistas que atenten contra la democracia , esta decisión que tomamos es el homenaje a la lucha de nuestros pueblos”. Goldberg se había reunido en secreto con el prefecto Rubén Costas, principal líder del del movimiento separatista, días antes del estallido de la violencia en Santa Cruz. La Cancillería boliviana llamó de urgencia al diplomático para que explique las razones de la reunión, le recomendó que sea “más cuidadoso” y le recordó que los diplomáticos no pueden entrometerse en asuntos políticos internos. Sin embargo, a pesar de la advertencia, Goldberg visitó luego a la prefecta de Chuquisaca Savina Cuellar, aliada del movimiento empresarial separatista, y se supo que también se reunió con los prefectos opositores de Beni, Pando y Tarija.

Rechazamos el golpe de estado y la desestabilización que están llevando a cabo los sectores oligárquicos de Bolivia, así como la injerencia de Estados Unidos en los asuntos internos del país latinoamericano. No dejaremos de denunciar y rechazar las agresiones del gobierno de Estados Unidos contra los gobiernos democráticamente electos en el continente, y hacemos un llamado de alerta ante las reacciones conflictivas que una acción de esta naturaleza (intentonas de golpes de estado, hostigamientos a través de las bases militares en América Latina y otras agresiones militares estadounidenses) pueden causar en la región.

Apoyamos el llamado al diálogo que esta realizando el gobierno boliviano para que los sectores desestabilizadores depongan su campaña de violencia, y se pueda encauzar la situación respetando la soberana decisión del pueblo boliviano al ratificar a Evo Morales como presidente.

Amigos de la Tierra América Latina y el Caribe – ATALC

Mario Godinez – CEIBA Amigos de la Tierra Guatemala
Secretario Ejecutivo