La CNDAV y REDES-AT en campaña internacional contra organismo que fomenta privatizaciones en sector del agua


Más de 130 organizaciones de 48 países solicitaron a varios gobiernos e instituciones financieras que retiren su apoyo al fondo para “Servicios de Asesoramiento para Infraestructuras Público-Privadas” (PPIAF, por sus siglas en inglés), organismo del Banco Mundial que promueve la participación privada en el sector del agua. La organización REDES-Amigos de la Tierra Uruguay y la Comisión Nacional en Defensa del Agua y de la Vida están entre los firmantes de la carta abierta. El Observatorio de Corporaciones de Europa, el Transnational Institute de Holanda y Amigos de la Tierra Internacional, son otros de los firmantes más importantes.Diversas organizaciones sociales, ambientalistas y sindicatos, entre otros, pidieron a los donantes del PPIAF que dejen de financiar ese organismo. Los donantes son el Banco Asiático de Desarrollo, la Comisión Europea, Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, Holanda, Suecia, Suiza, Reino Unido y Estados Unidos, además del propio Banco Mundial.

Los firmantes de la nueva solicitud explican que el PPIAF facilita la participación privada en la prestación de servicios de agua y saneamiento en los países pobres, sin que eso signifique mejores posibilidades de acceso al recurso para los sectores sociales más desfavorecidos.

“Las pruebas demuestran que el sector privado se ha mostrado renuente a comprometer fondos para conectar a las personas más pobres a agua limpia… Nuestra conclusión es que la ayuda podría ser utilizada de manera más eficiente y le pedimos a los donantes que retiren el financiamiento”, expresa la solicitud.

Las organizaciones consideran que el PPIAF socava el derecho de los países pobres a decidir cómo administrar sus servicios públicos. Argumentan que el PPIAF ha financiado proyectos de privatización del sector del agua en muchos estados en desarrollo, que antes se habían comprometido ante el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional a viabilizar esa privatización para asegurarse “ayudas financieras” o condonaciones de deuda.

En febrero el gobierno noruego decidió finalizar el 30 de junio sus contribuciones al PPIAF, porque no considera que ese organismo facilite el acceso de las personas más pobres al agua y a los servicios de saneamiento.

La solicitud de las más de 130 organizaciones a los donantes del PPIAF se realiza pocos días antes de la reunión anual de esos financiadores, pactada para el 23 de mayo. Se espera que en ese encuentro se presente una propuesta para aumentar los fondos del PPIAF y darle a ese organismo un papel más importante en la definición de políticas de agua del Banco Mundial.

Las organizaciones creen que los países e instituciones donantes deberían rechazar esta idea de aumento de fondos para el PPIAF y colaborar en la creación de un nuevo mecanismo que promueva las asociaciones público-público para manejar los servicios de agua y saneamiento. Mientras tanto, los firmantes de la carta están organizando un encuentro para el 22 de mayo en La Haya (Holanda), a fin de analizar “alternativas progresistas” para el sector del agua.

——————————————

Por más información:
REDES-AT Uruguay
Carlos Santos
corporaciones@redes.org.uy
9082730 – 9022355