Hasta siempre, Carmen


Con profundo dolor debemos despedir hoy a nuestra compañera y amiga Carmen Améndola. Carmen permanecerá con nosotros en su legado de experiencias, recuerdos y sabidurías recolectadas a lo largo de su vida en incontables luchas en las que participó de cuerpo y alma. Nos queda la tarea a quienes la conocimos y tuvimos la dicha de trabajar con ella, continuar su tranco suave pero decidido en pos de una sociedad más justa, soberana y sustentable.

Estando fuera del país, en el exilio, -y continuando la formación iniciada en Uruguay- obtiene su grado de Ingeniera Agrónoma especialista en Sociología Rural, título obtenido en la Universidad Autónoma de Chapingo, México, en 1984. La Universidad de la República le realiza el reconocimiento de grado en 1989, pasando a desarrollar su trabajo en el Departamento de Ciencias Sociales de la Facultad de Agronomía, en el área de Sociología Rural.En los últimos años fue la editora responsable de la Revista “Biodiversidad Sustento y Cultura”, una herramienta para las campesinas y campesinos de toda América Latina, impulsado conjuntamente desde GRAIN y REDES – Amigos de la Tierra Uruguay.

Sobre todo, fue una gran compañera de la causa de los explotados del campo, los asalariados rurales, los peludos, sin tierra, o campesinos, a secas.

Nos queda también el deber de abrazar con más fuerza su causa, y de acompañar a sus hijos y a su compañero de toda la vida, el “Beto” Tommasino, con quienes compartimos este momento de dolor.

Hasta siempre, Carmen. Salud, compañera.