MVOTMA actúa contra venta irregular de semillas de maíz transgénico


A raíz de una denuncia realizada por grupos ecologistas en noviembre de 2005 -de venta de semilla de maíz transgénico fuera de las reglamentaciones vigentes-, representantes de la Dirección Nacional de Medio Ambiente (DINAMA) informaron que dicha repartición, junto con un asesor directo del ministro del Ministerio de Vivienda Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (MVOTMA), llevaron a cabo una investigación en torno a esta situación. La decisión fue notificada en la reunión de la Comisión de Bioseguridad realizada el día 21 de diciembre.

Las organizaciones firmantes reconocen este paso del MVOTMA y confían en que será seguido de las acciones necesarias para impedir que vuelva a ocurrir una situación similar avanzando así en la transparencia de los asuntos relacionados con los cultivos transgénicos.Antecedentes
Tras haber visitado una semillera de Montevideo, las organizaciones denunciantes pudieron constatar que la semilla de maíz GH 0937 ha estado en el mercado por lo menos desde julio de 2005 y muy probablemente desde el año anterior. Los folletos publicitarios describen al maíz GH 0937 como un híbrido y no como lo que realmente es: un transgénico. Las bolsas en las que se comercializa no están marcadas como lo establecen los decretos pertinentes y el folleto tampoco menciona de qué evento transgénico se trata. Para evacuar consultas, la empresa pone a disposición dirección y teléfono en Argentina. Ante esta situación, las organizaciones denunciantes decidieron hacérselo saber a las autoridades competentes: INASE (Instituto Nacional de Semillas), Dirección General de Servicios Agrícolas y Dirección Nacional de Medio Ambiente.

El daño causado por las semillas transgénicas es muy grave ya que es imposible controlar una semilla liberada a la naturaleza -especialmente cuando de maíz se trata- pues este cultivo se contamina fácilmente a través de la polinización. Por ello resulta muy preocupante que esta semilla de maíz dulce transgénico (y probablemente otras) haya sido vendida sin cumplir con las reglamentaciones vigentes, impidiendo así que los productores tanto convencionales como orgánicos puedan protegerse de la contaminación genética. Lo que es incluso más grave, aparentemente en 2004 se hizo esta misma denuncia y no se tomaron las medidas correspondientes.

Lo anterior pone de manifiesto los peligros planteados tanto por las semillas transgénicas en sí como por una reglamentación laxa y una fiscalización insuficiente. En ese contexto, nuevamente queremos destacar el trabajo realizado por el MVOTMA, que ha recibido y actuado con celeridad respondiendo a la situación planteada.

Firman:
APODU (Asociación de Productores Orgánicos del Uruguay)
CEUTA (Centro de Estudios Uruguayo de Tecnologías Apropiadas)
Colectivo Bioptimistas
Foro Juvenil-Rural
RAP-AL (Red de Acción en Plaguicidas y sus Alternativas en América Latina)
REDES – Amigos de la Tierra
Rel-UITA (Regional Latinoamericana de la Unión Internacional de Trabajadores de la Alimentación)