Producción soberana y familiar de alimentos: una necesidad presente, cargada de futuro


https://www.flickr.com/photos/javier_hidalgo/En el Día Internacional de la Lucha por la Soberanía Alimentaria, convocada por movimientos de mujeres rurales, campesinas, ambientalistas, de pescadores y pescadoras artesanales y de organizaciones que abrazan estos principios y construyen el Derecho Humano a la Alimentación, la Red de Ecología Social (REDES) – Amigos de la Tierra Uruguay insiste en la necesidad de transformar este principio en un eje central del accionar de los trabajadores y trabajadoras, del medio rural y urbano, así como de internalizar este derecho a través de políticas públicas.

“La Soberanía Alimentaria es el derecho de los pueblos a producir y a comer alimentos sanos. La alimentación no puede reducirse a una mercancía de las corporaciones transnacionales”, indica en su convocatoria a movilizarse y manifestarse a nivel local y global en esta fecha la federación Vía Campesina Internacional, que acuñara el concepto de Soberanía Alimentaria, hoy extendidamente aceptado.

Como quedó de manifiesto en el reciente Foro “Soberanía Alimentaria en Uruguay: amenazas, logros y tareas pendientes” que realizáramos -20 y 21 de setiembre- junto a colectivos y organizaciones compañeros de ruta, si bien nuestro país, con su enorme potencial productor de alimentos, ha iniciado acciones políticas de protección y fomento a la agricultura familiar, la Soberanía Alimentaria como derecho y principio requiere un mayor compromiso desde la acción estatal y la construcción social, como parte indisociable de la soberanía nacional y la justicia social y ambiental.

A modo de ejemplo, resulta importante subrayar algunos sensibles avances recientes en aspectos que hacen a la Soberanía Alimentaria en nuestro país como lo son la dinamización del Instituto Nacional de Colonización lo que ha significado el acceso a tierra para la producción de alimentos a familias y grupos de productores rurales, manteniendo la tierra en dominio estatal, así como la propuesta legal que reserva una parte del mercado de compras públicas para las organizaciones de productores familiares.

Desde las organizaciones de productores familiares, aspirantes a colonos, guardianes y multiplicadores de semillas criollas y colectivos que reclaman tierra para la producción de alimentos con soberanía también se han dado avances trascendentes en la concreción de propuestas y resistencia al modelo concentrador y extranjerizador de la cadena agroalimentaria.

En esta conmemoración del Día Internacional de Lucha por la Soberanía Alimentaria, que ocurre en el Año Internacional de la Agricultura Familiar, la propia Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) ha reafirmado que el combate al hambre a nivel mundial, que aún aflige a unos 800 millones de personas necesariamente requiere la revalorización de la producción alimentaria de pequeña escala, familiar, campesina, cooperativa. “Las explotaciones agrícolas familiares producen alrededor del 80 por ciento de los alimentos del planeta”, indicó la FAO en esta jornada.

En nuestro país, donde los niveles de pobreza han experimentado una reducción considerable, sin embargo, los niveles de consumo de frutas y hortalizas aún se encuentran por debajo de la mitad de los consumidos en promedio a nivel mundial. Existe pues un espacio real para el fortalecimiento de la producción con Soberanía Alimentaria, para lo cual se requieren más políticas públicas en ese sentido.

Desde REDES – Amigos de la Tierra reafirmamos la necesidad de resistencia, movilización y propuesta en torno al principio de la Soberanía Alimentaria como camino de solución a la crisis alimentaria y climática planetarias.

Por Soberanía Alimentaria con semillas criollas, tierra para quien la trabaja y alimentación adecuada y saludable para los pueblos del mundo.

Uruguay, 16 octubre 2014

Más información:
www.viacampesina.org

Karin Nansen – urusust@gmail.com – 098 707161
María Selva Ortíz – aguaredes@gmail.com – 099 259822